Teléfono: 926 52 30 32   Mail: i 

logo

EL ACEITE DE OLIVA SE HA REVALORIZADO EN EL ÚLTIMO AÑO

aceite oliva

Los precios en origen del aceite de oliva continúan su carrera alcista (con repuntes en todas las categorías estos días) aunque con pocas transacciones, mientras que aumenta la preocupación de los agricultores por los efectos de las altas temperaturas que están haciendo mella en las fincas de olivos.

La patronal de almazaras industriales Infaoliva indicaba, en su seguimiento de mercado, que los corredores salían al mercado a comprar vírgenes extra desde 3,68 euros/kg; vírgenes desde 3,317 euros y lampantes a partir de los 3,160 euros por kilo. Esto representa, según algunas estadísticas, que se ha revalorizado en el último año entre el 40 y el 53% en nuestro país. Mientras, el Sistema de Información de Precios en Origen (POOLred) muestra del 3 al 9 de julio operaciones entre almazaras y entidades comercializadores por un volumen de 2.250 toneladas.

El virgen extra repuntó el 1,25% respecto a la semana anterior, hasta 3,64 euros/kg; el virgen en un 4,43%, hasta 3,42 y el lampante lo hizo en un 5,04%, hasta 3,18 euros por kilo.

Por mercados, el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente informa, en la semana del 29 de junio al 5 de julio, valores para el virgen extra de 360 euros/100 kg en Badajoz; 341 en Ciudad Real; 355 en Córdoba; 360,67 en Granada; 355,75 en Málaga; 355,07 en Sevilla; 375 en Tarragona y 345 euros/100 kg en Toledo.

Tal y como muestra el COI en su último informe, los precios en origen de los vírgenes extra durante el segundo semestre 2014 han experimentado una subida constante en España. A partir de la segunda semana de diciembre, y tras romper la barrera de los tres euros, han continuado al alza.

A nivel agronómico, la situación por el calor "es preocupante" en el olivar español, que se está deteriorando, lo que rebajará las expectativas de la próxima cosecha de aceite de oliva argumenta, por su parte, el secretario general de UPA-Andalucía, Agustín Rodríguez.

En la primavera llovió muy poco y ahora las altas temperaturas están provocando una transpiración muy alta y las reservas se pierden a pasos agigantados, por lo que las olas de calor pueden afectar "de forma muy importante" al olivar, si siguen mucho tiempo.

El calor está afectando también a frutales, algodón, remolacha, tomate de industria o ganadería, por lo que UPA ha pedido a la Administración andaluza que convoque ya la mesa de la sequía.

Sobre las cotizaciones, "por primera vez en 20 años tenemos precios por encima de los costes de producción" ya que apenas queda aceite de oliva por venderse e, incluso, "no habrá stocks de enlace de campaña", lo que hace que se mantengan los valores altos.

Agustín Rodríguez avanza que la próxima campaña será "media" en España y que la recolección se iniciará muy pronto, para obtener la máxima calidad y aprovechar el aire favorable de los precios.

El representante de COAG en la Interprofesional del Aceite de Oliva, Juan Luis Ávila, calcula que la próxima cosecha se moverá en la horquilla de 1,2-1,4 millones de toneladas, aunque todo dependerá de si llueve pronto en otoño o no, porque la sequía le preocupa.

Los precios se mantienen firmes tras la corta producción del año pasado y porque a estas alturas apenas hay suministros para el enlace de campaña, lo que hará que muchos agricultores de aceituna de mesa desvíen hojiblancas y manzanillas (de doble aptitud) a molino. "Los lampantes se mueven por encima de los 3 euros y los vírgenes extra se mueven entre los 3,50-3,60 euros por kilo".

Los olivareros intentarán este año adelantar la recogida -apostilla- por los altos precios y es posible que los primeros aceites nuevos lleguen a finales de octubre o primeros de noviembre.

El olivar sigue evolucionando en su proceso de producción de aceituna y ya ha pasado al estado fenológico "G" (fruto cuajado) y, en las zonas más adelantadas al estado "H" (Endurecimiento de Hueso). En Jaén, estas zonas adelantadas son Mágina Sur, Sierra de Ahillos y Sierra de Segura, informan fuentes de Asaja-Jaén.

Con el aumento de las temperaturas estos días y las previsiones de ausencia de lluvias, las reservas hídricas de suelo han mermado notablemente, lo que aumenta la caída fisiológica de frutos.

A esto hay que sumarle -remarca Asaja Jaén- el decaimiento que presenta la planta, principalmente en las zonas que tuvieron una floración más tardía, ya afectada por el extremo calor.